lunes, septiembre 24, 2007

Rivotril y la Burocracia Universitaria.

Me escribe un amigo que está de posdoc en tierras lejanas. Nuestra querida universidad le adeuda unos dineros y, exasperado por no recibir respuesta alguna a su reclamo, me pide ayuda. Transcribo parte de su e-mail aquí porque su tono deja claro a) El estado de tensión nerviosa al que puede llevar la ineficacia de los no-docentes (notable definición por negación, mi gato también es "no-docente") aún cuando uno está lejos, y b) Mi inmerecida fama de patear escritorios.

....Bueno, el tema es que mande el mail que te forwardeo literalmente 3 (tres) veces a esa secretaria y ni siquiera me dicen quien podria informarme. El paso siguiente era mandar al ovejero italiano, empuniando Raybans, mascando un hueso (vos) a que pregunte si serian tan zorrudamente amables si les place la recalcada concha de su reputisima madre anorgasmica de informarme en que situacion estoy y que deberia hacer para cobrar lo que tengo que cobrar. En esos o en otros terminos.

A sus órdenes, amo.
Grrrr.

4 comentarios:

  1. Pero hombre!!! Con esa cara de "yo no fuí" que ostenta?
    las cosas que uno se entera por terceros :P

    ResponderEliminar
  2. Sabe que pasa, la universidad es terreno muy propicio a la selecci�n natural. Los "amables gatitos" se extinguen, y solo los "ovejeros italianos" sobreviven.

    Un d�a tendr�a que postear un anecdotario de los problemas burocr�ticos por lo que me ha tocado pasar, la mayor�a ins�litos. Despu�s de un tiempo uno aprende que la manera de resolver las cosas es entrar a las oficinas directamente gritando "�quiero hablar con el responsable!". Lo notable es que nadie pregunta "�el responsable de qu�?". Simplemente y por las dudas, hacen todo lo posible para resolver el problema a la brevedad y sacarselo a uno de encima.

    El paso que me falta es aprender a actuarlo en lugar de calentarme de verdad y cagarme el d�a. Ya lo lograre, si el stress no me mata antes.

    ResponderEliminar
  3. Algo llegué a palpar a principios de los '90, cuando intenté empezar la carrera en la UBA. Y me pasé a la UCA por hastío, por cansancio, porque quería hacer la carrera en término y no en 12 años. Un año duré en la UBA.
    Después, la UCA me enseñó a estudiar y trabajar para pagar una cuota cruel; me enseñó muchas cosas buenas más; pero no, no me enseñó nada de la jungla burocrática. Y esa ignorancia la sufrí bastante.

    Lo cierto es que conozco colegas de la UBA tienen "ese no sé qué" de tipos fogueados. Pero digo yo: ¿hay que llegar a hacer de la ineficacia una escuela de supervivencia? ¿O me van a decir que la mediocridad administrativa es porque falta presupuesto?

    ResponderEliminar
  4. Es una cadena larga:

    1- No hay guita, por lo tanto los sueldos (administrativos y docentes) son bajos.

    2- En consecuencia, cualquier opcion es buena (si sos docente o investigador, cualquier universidad extranjera es mejor, si sos un administrativo eficiente, cualquier empresa privada te pagaría diez veces mas).

    3- En ese contexto vacio de gente con condiciones, los mediocres pululan. Y ocupan todos los puestos, incluso los de algun "poder".

    4- Como para un mediocre no hay nada mejor que otro mediocre (caray..me suena eso...¿donde lo escuche?), usan ese pequeño poder para entorpecer el desempeño de cualquiera que sea medianamente útil. Por lo tanto la gente útil se cansa y se va (y volvemos al punto 2, entrando en un loop infinito)

    Hay pocas formas de cortar ese loop. Anulando el punto 2 (es decir dando mas presupuesto) no es suficiente. Mal que les pese a mis amigos progres, hay que cortar tambien en el punto 3. Es decir con telegramas de despido: hay demasiada gente que ya se acostumbro a vivir sin laburar, a crear problemas donde no los hay, a hacer un mundo de una firma en tinta negra en lugar de azul, a ponerse sus propios horarios y a atender como la mierda. Hay tipos que creen que ellos estarían alli aún si la universidad no tuviera alumnos ni investigadores, a tal punto perdieron de vista la razon de ser de su trabajo.

    En conclusion: la falta de presupuesto es la causa de la ineficiencia. Pero aumentar de presupuesto no es por si solo una solucion.

    ¿Y que por qué me quedo? Porque a algunos de los que trabajamos alli no nos gusta perder. Hace unos años, con ese stress que se nota en el e-mail de mi amigo, llegue a cagarme la salud. Ahora ya me acostumbre, y me empezo a gustar la del "ovejero italiano", al menos que el aire que respiran les cueste el esfuerzo de tener que escucharme.

    ResponderEliminar