lunes, febrero 25, 2013

Popper y la irrefutabilidad del feminismo

Leyendo este libro maravilloso que me recomendó @ab_atar en Twitter, me encontré con la siguiente cita de Karl Popper:
[...] comprobé que mis enemigos, admiradores de Marx, Freud y Adler, estaban impresionados por algunos elementos comunes a estas teorías y sobre todo por su aparente poder explicativo. Ellas parecían capaces de explicar prácticamente todo lo que sucedía en los campos a los cuales se referían. El estudio de cualquiera de ellas parecía tener el efecto de una conversión o revelación intelectual, que permitía levantar los ojos sobre una nueva verdad, vedada a los no iniciados. Una vez abiertos de este modo los ojos, por todas partes se percibían confirmaciones: el mundo pululaba de comprobaciones de la teoría. Cualquier cosa que sucediera, la confirmaba siempre. Su verdad aparecía así manifiesta; y, en cuanto a los incrédulos, se trataba claramente de personas que no querían la verdad manifiesta, que rechazaban verla, porque era contraria a sus intereses de clase, o a causa de sus represiones todavía “no-analizadas” y que reclamaban a voces un tratamiento clínico.
que sigue con 
[...] el elemento más característico de esta situación me pareció el flujo incesante de las confirmaciones, de las observaciones, que “comprueban” las teorías en cuestión... Un marxista no podía abrir un periódico sin encontrar en cada página un testimonio capaz de confirmar su interpretación de la historia; no solamente por las noticias, sino también por su presentación – que muestra los prejuicios clasistas del periódico – y sobre todo, naturalmente, por aquello que no decía. En cuanto a Adler, quedé muy impresionado por una experiencia personal. Una vez, en 1919, le expliqué un caso que no me parecía particularmente adleriano, pero que él no encontró dificultad en analizar en los términos de su teoría de los sentimientos de inferioridad, a pesar de ni siquiera haber visto al niño. Un poco desconcertado, le pregunté cómo podía estar tan seguro. “A causa de mi experiencia de miles de casos parecidos” respondió; por lo cual no pude contenerme y comenté: “Y con este último, supongo, su experiencia ya llega a los mil y un casos”
para finalizar contrastando con la gravitación einsteniana
[...] incluso si los instrumentos de medición de la época no permitían pronunciarse con absoluta certeza sobre los resultados de los controles, subsistía claramente la posibilidad de confutar la teoría
Respecto del psicoanálisis, me parece que la observación de Popper es muy certera: el problema de la teoría psicoanalítica es que afirma verdades universales, y es precisamente esa característica, que muchos sus seguidores reivindican como su mayor logro, lo que la convierte en una superchería para nuestro siglo. Sobre este tema hemos discutido ampliamente en este blog (ver acá y acá) por lo cual, en lugar de repetir mis argumentos, invito a los interesados a leer los posts y las discusiones subsiguientes.

Respecto del marxismo, en mi opinión políticamente Popper era un gorila de pelo duro. Sin embargo, desde lo poco que sé sobre el tema, coincido superficialmente con algo de lo que se señala en este ensayo: el primer marxismo hacía afirmaciones refutables (por ejemplo, como teoría de la historia preveía la inevitabilidad de una revolución de la clase trabajadora). Algunas de esas afirmaciones refutables, fueron de hecho refutadas (la revolución rusa no se extendió al resto de Europa). Para evitar el  uso político de tales refutaciones, la teoría fue modificada relajando varias de sus afirmaciones, de modo de darle esa propiedad de universalidad que tiene el psicoanálisis. Eso, que puede ser conveniente desde un punto de vista político, ciertamente no lo es en el aspecto epistemológico. Es a esta teoría modificada, viva hoy en las pancartas de la izquierda universitaria, a la que se dirigían las críticas de Popper. De hecho uno puede afirmar que fue la exageración de dicha "relajación de criterios" la que terminó conduciendo, luego de esa desilusión final causada por la caída de la Unión Soviética, al marasmo filosófico de la izquierda posmoderna. Me preguntaba que pensaría de esto Jack Celliers, quien desde su blog desafía constantemente esa visión del marxismo como superchería, cuando por encadenamiento de ideas terminé pensando en el feminismo.

Y es que me parece que al feminismo, y en particular a su teoría del patriarcado, ciertamente se le aplica la crítica de Popper. Para las feministas, absolutamente cualquier hecho, desde la existencia del matrimonio hasta la estructura de los plurales en castellano, es una evidencia de la opresión de género. Si una mujer vive cómodamente sin trabajar, eso no la colocaría una situación ventajosa sino que, al contrarío, sería una consecuencia de que su marido la ve como una propiedad. Si otra mujer, sólo por serlo, no es reclutada para ir a la guerra, eso no sería una protección evidente sobre su género, sino una muestra de que no se la considera capaz de defender a su patria. Estas cuestiones y otras similares, relacionadas con la irracionalidad de la ideología feminista, se discuten en profundidad en el excelente canal de YouTube GirlWritesWHAT. Descartando la hipótesis de que se trate de Jack Celliers en un muy convincente disfraz de mujer, supongo que esta chica debe parecer a las feministas una versión "de género" de lo que los sionistas llaman un "self-hating jew". Sirva como muestra este video



Va con un abrazo para Jack, que sé que se va a divertir mucho mirando estos videos. A él y a todo aquél que, como yo, se sienta incómodo con la inclusión en el decálogo de la corrección política de esa ideología conservadora llamada feminismo, recomiendo también el blog de GirlWritesWHAT.

______________________________________

PS: lamentablemente los videos están en inglés. Para los que no puedan seguirlos, una opción sería usar el subtitutulado con traducción automática de YouTube (aunque no anda muy bien porque esta chica habla de modo muy coloquial) y otra es ir al blog, donde los videos están desgrabados, y utilizar allí la herramienta de traducción de sitios que ofrece Google.

7 comentarios:

  1. Por favor prescribanle un medico a Mariana Carbajal y ciertas compañeras que me tienen recontrapodrido y sacan mi faceta machista mas abyecta

    Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Lo siento Javier, pero la mala noticia es que no hay nada que escribirles. Porque digas lo que digas, hagas lo que hagas, intentes convencerlas como lo intentes, sólo confirmarás su visión de que existe una opresión de género. Precisamente por eso el feminismo, como el psicoanálisis, es irrefutable.

    ResponderEliminar
  3. Tenes toda la razon .http://singenerodedudas.com/Archivos/1545/no-es-crisis-es-el-patriarcado-capitalista-manifiesto-mareavioleta

    ResponderEliminar
  4. ¡Obvio! ¿que crisis? No se trata de que los gobiernos dejaron que los bancos se llevaran toda la teca, naaaaa, ni ahi... ¡se trata de que los malditos hombres consideran a las mujeres como objetos! ¿o no viste cómo les miran las tetas por la calle?....

    Que desastre conceptual, por Dior. Y qué cinismo también....

    ResponderEliminar
  5. Alguien bastante peor que Mariana Cabajal es Eva Giberti, quien no pierde ocasión de emplear puntillosamente el masculino / femenino ("niños y niñas") cuando habla de víctimas, pero no se cansa de emplear masculinos al hablar de victimarios ("padres, tíos, abuelos").

    Respecto del marxismo, y en especial de Poppins: si uno define "marxismo" sin leer a Marx, es fácil refutarlo. De todo lo que transcribís de Popper ("el flujo incesante de confirmaciones..." etc.) no es posible extraer ni una prueba, refutación o siquiera dato valioso, son observaciones incidentales del tipo "tengo un cuñado comunista que es un reverendo nabo"; es gracioso que alguien que se supone un pensador incluya esas observaciones en una argumentación.

    El marxismo no plantea ninguna "inevitabilidad" histórica, aunque muchos marxistas vulgares lo hayan hecho. El fatalismo no es marxista, ni siquiera el fatalismo optimista. El materialismo dialéctico no concibe al ser humano como inevitablemente destinado a nada, de acuerdo a ese criterio no haría falta mover un dedo ya que la "inevitabilidad histórica" nos conduciría al triunfo. Por supuesto, el marxismo confía en la capacidad humana para transformar el mundo, sin esa confianza tampoco tendría sentido proponerla, pero está muy lejos de tratar a las ciencias sociales como si fueran mecanismos físicos previsibles. Eso es una caricatura bastante primaria.

    Puedo proponer varias previsiones históricas realizadas por marxistas gracias al materialismo histórico: la toma del poder por la clase obrera en Rusia era algo en lo que sólo creían Lenin, Trotsky y pocos más, y Trtosky la previó por escrito en 1905, justo luego de una terrible derrota. La reacción burocrática ante el fracaso de la revolución alemana también fue prevista por Trotsky, el ascenso del nazismo y sus características ("...la obra infernal del fascismo italiano parecerá humanitaria frente a lo que sería un ascenso del nacionalsocialismo alemán").

    En fin, Poppins es muy, pero muy aburrido. Como todo pequebú satisfecho.

    ResponderEliminar
  6. Oiga, no le llegó mi mail geocentrista? No me diga que no es divino...

    ResponderEliminar
  7. Oiga, no le llegó mi mail geocentrista? No me diga que no es divino...

    Me llegó ¿no le llegó mi respuesta? Impresionante, me hacen acordar a lo pibes de la Sociedad de la Tierra Plana. Yo al principio creía que era en chiste, pero parece que no, existen de verdad.

    ¿Y qué me cuenta de GirlWritesWHAT? ¿no es hermosa? El blog (Owning your shit) y el canal de YouTube (GirlWritesWHAT) son simplemente excelentes. Ella grabó varios videos de entre 20 y 40 minutos, que desarman absolutamente todos los planteos del feminismo, con una claridad notable.

    Respecto de Popper. Fijate que vos decís:

    El marxismo no plantea ninguna "inevitabilidad" histórica, aunque muchos marxistas vulgares lo hayan hecho.

    y

    son observaciones incidentales del tipo "tengo un cuñado comunista que es un reverendo nabo"

    No sé si fui claro pero me parece que eso es lo que intenta decir el ensayo que citaba. Popper critica a los marxistas berretas, no a la teoría. Se puede hacer un paralelo con el psicoanálisis: las afirmaciones de Freud son refutables, lo que las vuelve irrefutable es el modo en el cual sus seguidores interpretan la evidencia para que dada una observación, cualquier outcome confirme la teoría. "Cara gano yo, ceca perdés vos".

    ResponderEliminar