miércoles, agosto 08, 2018

La belleza como guía del conocimiento

Las ecuaciones de Einstein, pintadas en una locomotora abandonada, en un cementerio de locomotoras, en Bolivia.

El universo es maravilloso.

  • A la izquierda de la igualdad está lo que se conoce como tensor de Einstein que contiene la información geométrica del espacio tiempo.
  • A la derecha está el tensor de energía-impulso que contiene toda la información sobre la materia

Las ecuaciones de Einstein los relacionan.
Geometría = Materia

Una de las conexiones más profundas de la naturaleza, y más incomprensibles.

Impactado por esta interrelación entre lo bello y lo mundano, Einstein escribió que sus ecuaciones eran como un coloso de Rodas que tenía un pie de oro y un pie de barro.


Einstein construyó sus ecuaciones basándose completamente en principios de simetría y de elegancia.

¿Cuáles son las ecuaciones mínimas -se preguntó- capaces de contener a la vez a la relatividad especial y a la gravedad?

La belleza y la verdad van de la mano.

Unos años después otro físico célebre, llamado Paul Adrien Maurice Dirac, usaría las ideas de elegancia y simetría para descubrir la ecuación que describe el movimiento de la materia relativista. 

Ésta es la baldoza conmemorativa puesta en su honor en la abadía de Westminster


Dirac transformó en oro el pie de barro del coloso de Rodas que había imaginado Einstein. Ahora la belleza era el principio rector que guiaba tanto a la gravedad como a la materia.


¿Cuál es la ecuación mínima -se pregunto Dirac- que contenga a la vez a la relatividad especial y a las propiedades probabilisticas de la mecánica cuántica?

Y partiendo solamente de eso, fue capaz de construir su célebre ecuación.

Lo que Einstein y Dirac aprovecharon es la tendencia de nuestros cerebros a ver belleza en los patrones simples. Las cosas innecesariamente complejas se nos antojan feas, mientras que a aquellas mínimas y sencillas la vemos cómo bellas. Belleza en la simplicidad.

Por eso la belleza funciona como principio rector para construir ecuaciones matemáticas correctas que describan el universo.

En palabras de Pessoa

El binomio de Newton es tan bello como la Venus de Milo. Lo que hay es poca gente que se dé cuenta de ello.

3 comentarios:

  1. En la correspondencia Einstein-M. Besso puede verse que el primero se consideraba admirador de Sócrates. Por lo tanto no es extraño que pensara que la verdad y la belleza van de la mano.

    ResponderEliminar
  2. Suele creerse que lo complejo es sinónimo de difícil o complicado y que lo simple lo es de fácil. Pero hay cosas complejas que son fáciles y cosas simples que son difíciles.

    ResponderEliminar
  3. La complejidad de un sistema es una medida dd la información que necesitamos para definirlo. Un sistema ordenado requiere poca información, y por lo tanto es simple. Un sistema desordenado en cambio es complejo, porque se describe con mucha infirmación.

    Nuestro cerebro es fiaca, procesar información lo obliga a quemar glucosa, y "preferiría no hacerlo". Por eso considera bellos a los sistemas simples, ordenados. Mientras que siente desagrado ante los sistemas complejos, desordenados.

    Lo que Einstein y Dirac hicieron fue explorar esa predisposición de nuestra sesera.

    ResponderEliminar